Bandera-Ecuador-horizontal

Población total

16'144.360 hab. (2015)

PIB per cápita

$6.205,1 USD (2015)

Crecimiento PIB

0,2% anual (2015)

Gasto total en salud

9,2% del PIB (2014)

Gasto per cápita en salud

$579 USD (2014)

Gasto del sector público en salud

49,2% del gasto total en salud (2014)

Fuente: Banco Mundial

Sistema de salud de Ecuador

El Sistema Nacional de Salud de Ecuador, regido por el Ministerio de Salud Pública (MSP), está conformado por dos subsistemas: la Red Pública Integral de Salud (RPIS) y la Red Complementaria (RC). La RPIS está conformada por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), cuyos afiliados son todos aquellos cotizantes que cuentan con afiliación obligatoria como trabajadores formales, o voluntaria para quienes deseen obtenerla; cónyuges e hijos de los afiliados, menores de 18 años, son beneficiarios de este subsistema. La RC está conformada por los prestadores y financiadores privados de la salud.

De otro lado, se encuentra el Instituto de Seguridad Social de las Fueras Armadas (ISSFA) y el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (ISSPOL), cuyos afiliados y aportantes son los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional; los beneficiarios de estos esquemas son los cónyuges, los hijos menores de edad y padres de familia que sean dependientes de los miembros de la fuerza pública. El financiamiento de los diferentes seguros sociales se desprende de las aportaciones de empleados y empleadores.

Además de ser autoridad sanitaria, el MSP es financiador y prestador de servicios. Según lo establece la Constitución de 2008, bajo la garantía del derecho a la salud en Ecuador, el MSP es el asegurador natural de la población no cubierta por la seguridad social pública o los seguros privados. El presupuesto del MSP proviene del presupuesto general del Estado. 

Cobertura de servicios de salud

El sistema nacional de salud de Ecuador cuenta con una lista de medicamentos denominados Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos (CNMB), que incluye todos los medicamentos necesarios para la generalidad de las patologías prevalentes, con base en criterios de cobertura, seguridad, eficacia-efectividad y costo-efectividad. 

La RPIS está obligada a utilizar los medicamentos que se encuentran en el CNMB. En caso de que alguna unidad de salud de la RPIS requiera un medicamento que no se encuentra en el CNMB, debe generar una justificación consistente; finalmente, la decisión de aceptar o no la compra está a cargo del MSP, con base en el análisis de los documentos permitidos, búsqueda de evidencia y análisis de ETS. Para el caso del sector privado, se podrá adquirir cualquier medicamento que cumpla con la normativa vigente.